Descubren nuevo organo: el intersticio...¿Nuevo?

30.03.2018

¡Que tal amigos! He tenido una gran cantidad de trabajo académico recientemente entre congresos y docencia en diplomados universitarios. Pero hoy me hago un pequeño espacio para escribir una entrada en el Blog Linfático porque se las debo de hace tiempo. Quisiera hacer un comentario al respecto de un "Nuevo descubrimiento" que se publicó recientemente que me pareció interesante porque a mi no me pareció tan nuevo por el hecho de dedicarme al estudio del sistema linfático y sus desordenes.

En ésta semana de Marzo (desde el 27 de Marzo para ser precisos) fueron varias las agencias noticiosas como CNN o BBC que hicieron eco de que "científicos descubrieron un nuevo órgano en el cuerpo humano: "El Intersticio"."

https://cnnespanol.cnn.com/2018/03/27/descubren-el-interstitium-el-nuevo-organo-que-los-cientificos-no-habian-visto/#0

https://www.bbc.com/mundo/noticias-43569579?SThisFB

https://www.the-scientist.com/?articles.view/articleNo/52168/title/Is-the-Interstitium-Really-a-New-Organ-/


Todo esto a raíz de un Tweet en el que la escuela de medicina de Nueva York dice que en uno de sus estudios publicados en la revista Sci Reports identifican una nuevo órgano previamente no identificado en el humano. El estudio concluyó esto de sus hallazgos basados en cortes microhistológicos.

Definen que dicho "órgano" se extiende formando redes y cavidades de proteinas colágenas y elastina microscópicas que inician debajo de la piel y envuelven la fascia de los órganos de nuestro cuerpo. Y que por ende, juegan un papel en la función general de muchos órganos y juega un papel importante en el comportamiento de muchas enfermedades.

Aquí viene lo bueno y con todo respeto a los escritores de las notas tendenciosas y alborotadoras: NO están descubriendo nada nuevo. Lo único "nuevo" es la consideración de identificar al intersticio como un órgano para el estudio de sus funciones o detalles anatómicos, en todo caso lo "nuevo", relativamente, es el concepto o la forma de estudiarlo.

Del intersticio se sabe sobre su relevancia en la mecánica de los fluidos del cuerpo e hidrodinámica de los mismos, su papel regulador en la homeostasis oncótica y osmótica del entorno microvascular, sobre su relación con la fisiopatología de diversas enfermedades, se tiene conocimiento de detalles anatómicos precisos como las estructuras colagenas y filamentos de anclaje de los capilares linfáticos desde hace décadas. No sabemos todo, pero sabemos que mucho de lo que plantean no es nuevo, en sí. Y también sabemos muy bien que hace falta saber más.

Sin demeritar a los investigadores en su labor muy noble y muy loable, considero que no es sano el que se plantee ésta información (quizá sin malas intenciones) con el casi haber descubierto el hilo negro cuando quizá no se hayan dado cuenta o no se hayan tomado el tiempo de investigar apropiadamente de que la estructura del intersticio ha sido estudiada ampliamente y descrita en su anatomía y función desde hace 50 años, especialmente por diversos grupos de linfólogos experimentales: Primero por los Casley-Smith en Australia a mediados de los 60s, luego por los Foëldi en Alemania desde los 70s hasta los 90s, por Waldemar Olszewski en Polonia desde los 90s y eso por mencionar a algunos que me vienen a la mente en éstos momentos. Con esto es muy deseable el voltear a ver áreas de la investigación que están muy desestimadas, dejadas de lado y caminando en las sombras desde hace mucho tiempo como lo es la linfología experimental y la linfología clínica. Cuando en realidad han aportado y siguen aportando mucho a las ciencias médicas.

Les dejo una linda imagen de microscopía electrónica del intersticio, publicada en 1991 por Olszewski. En donde podemos apreciar bellamente las famosas eestructuras colágenas que rodean a las células de nuestros tejidos y forman ductos y cavidades en el entorno microvascular y celular.



¡SALUDOS!

+Pax

-LFT LUIS LOPEZ MONTOYA

(haz click en mi nombre para seguirme en facebook)