¿Linfedema en piernas? Qué sí y qué no hacer.

10.08.2017

Si eres un paciente con linfedema primario o secundario en piernas, flebolinfedema, lipolinfedema, lipedema en etapas avanzadas debes saber que hay ciertas actividades y hábitos que te benefician y otros tantos que te perjudican. Si eres un paciente en riesgo de padecer linfedema por haber sido sometido a cirugía donde extirparon ganglios inguinales o poplíteos y/o fuiste sometido a radioterapia, del mismo modo ésta información te será sumamente útil a mitigar y retrasar la aparición de esa molesta hinchazón crónica con actitudes preventivas.


Primero, lo primero

En primer lugar busque a un especialista en linfedema y reciba una valoración de su caso para que pueda hacer una vida cómoda y segura, para que conozca a profundidad su cuerpo y aprenda a sacar provecho de el al máximo de su potencial y sin ponerse en riesgo.

Si su linfedema esta controlado o solamente esta en una etapa leve, es sumamente recomendable recibir periodos de tratamiento descongestivos cada cierto tiempo y monitorear la evolución de su extremidad afectada. En caso de que el linfedema haya alcanzado un volumen importante prácticamente todos los casos son reversibles en a un alto grado de normalización y controlables. Vale la pena estar en contacto con su profesional tratante pues ninguna de las siguientes sugerencias sustituye el tratamiento y valoración del especialista.

Sobre el cuidado de la piel

La piel es la primera barrera de protección ante amenazas externas del entorno, y sin embargo, esta protección se ve susceptible debido al deterioro del sistema linfático, por eso son recomendables las siguientes tips:

Mantenga su piel aseada y verifique frecuentemente si hay grietas, infecciones por hongos o erupciones cutáneas. En caso de ser así visite a al profesional que atiende su caso para tomar medias y no eche en saco roto algo que puede ser tratable fácilmente antes de que se vuelva una complicación.

Hidratar la piel diariamente es indispensable, especialmente después de tomar una ducha o baño o haber estado expuesto al sol. Use cremas humectantes para piel sensible, las de bajo PH son más recomendables pues evitaran exceso crecimiento de flora bacteriana sobre la superficie de la piel.

Seque bien la piel con una toalla suave después de tomar una ducha o baño; no hace falta frotar agresivamente... recuerde que solo quiere secar el agua ;)

Si se somete a radioterapia, aplique los ungüentos recomendados por su médico a cualquier enrojecimiento por radiación en su piel y evite la exposición directa a la luz solar

Evite los cosméticos, prendas, texturas que irriten su piel o que causen alergia.

Evite lesiones en la piel: Para "depilar" es mucho más preferible utilizar una una maquinilla de afeitar eléctrica para quitar el vello de la pierna o área abdominal; ¡NO HAY QUE UTILIZAR RASTRILLO! Si rompe la barrera de protección cutánea, será muy fácil contraer una infección que posteriormente nos traiga problemas.

Debe mantener las uñas de los pies cortas, pero recuerde hacerlo con mucha precaución, no hace falta cortar las cutículas.

Para cuidar de lesiones menores, es recomendable tener siempre a la mano a donde quiera que vaya un algodón con alcohol, un antibiótico local y bandas tipo cure-aids "curitas".

Sobre ropa y compresión

Evite la ropa demasiado apretada, como ropa interior, calcetines o medias que restrinjan la circulación.

No use joyas ajustadas y evite las bandas elásticas alrededor del tobillo o rodilla.

Use las medias de compresión, pantimedias o sistema compresivo que le haya indicado su profesional especialista y apéguese a las indicaciones del uso de las mismas; si tiene alguna duda, consúltela, si siente algo raro dígalo. La comunicación es importante

Consulte a su terapeuta por lo menos cada seis meses (o antes) para verificar el estado de la prenda. Y la evolución de su extremidad.

Sobre animales

Si tiene mascotas tenga cuidado jugando con los arañazos, una buena medida preventiva es ir al veterinario a que le recorten las uñas a su mascota.

Picaduras de mosquito: use repelentes de insectos, evite las áreas infestadas de mosquitos. En algunos sitios los mosquitos son por temporadas. Si no cuenta con repelente utilice las plaquitas aromáticas que se conectan a la electricidad para ahuyentarlos del sitio.

¿Inyecciones?

Evite y no permita inyecciones o que saquen sangre en la pierna hinchada (o en la pierna en riesgo), eso incluye las nalgas del lado afectado o en la zona abdominal por debajo del ombligo. Pida a su enfermera/medico otra alternativa. Si ambas piernas están afectadas o en riesgo, busquen una alternativa en brazos, abdomen y si no es posible, el ultimo recurso será hacerlo en la que este menos afectada.

Calzado

No camine descalzo en sitios riesgosos y use calzado cómodo pero estable para evitar lesiones en el tobillo.

Temperaturas y exposición solar

Evite la exposición a duchas calientes, saunas, vapor, jacuzzies con temperaturas extremas.

Es importante evitar el masaje tradicional en la pierna afectada. (deportivo, descontracturante, sueco, etc.)

Evite las quemaduras solares - mientras esté al sol, use un protector solar, cubra la pierna con ropa apropiada o una toalla seca

Ejercicio y deportes

Consulte con su fisioterapeuta especializado los ejercicios, deportes y actividades apropiadas que debe y no debería realizar, así como la dosificación de los mismos y manera de realizarlos, NADA como la personalización.

Evite actividades excesivas y violentas. Si experimenta molestias en su pierna, reduzca la actividad del ejercicio y eleve su pierna para descansar y mejorar la circulación. Además utilice durante la actividad la prenda de compresión que le haya sido indicada.

Cualquier actividad, nueva o que ya realice de antemano debe de tener 3 condiciones basicas: LENTA, GRADUAL y PROGRESIVA.

Alimentación y peso

La obesidad puede tener un efecto negativo en su hinchazón; Mantener su peso corporal ideal. Tome en cuenta que no existe una dieta especial y exclusiva para el linfedema debido a que cada caso es único y diferente; lo ideal es acudir con un nutriólogo, personalizar un régimen y mantener su dieta bien equilibrada, variada y balanceada. La mayoría de los nutricionistas recomiendan una dieta baja en grasas y baja en grasas, alta en fibra, el asunto de "qué tanto" y "cada cuando" es algo que el nutriólogo deberá programar durante su consulta.

Evite en mayor medida consumir alimentos o exponerse a cosas a los que tenga alergia.

En caso de infección o datos de infección como: Enrojecimiento y elevación de la temperatura de la zona, escalofríos, mas hinchazón súbito, prurito, dolor, es indispensable que acuda a su médico para que le indique el tratamiento apropiado.

Viajes

Para conocer a detalle la información sobre viajar haga click en el siguiente enlace:

-LFT Luis L. Montoya

Da click en mi nombre para seguirme en facebook